Los 6 monumentos de a Costa da Morte que no te puedes perder

Conjunto de los lugares y monumentos más interesantes en esta zona de Galicia. Descubre qué ver en la Costa de la Muerte y sumérgete en su belleza.

Faro Finisterre

El Cabo Fisterra o Cabo Finisterre esconde la verdadera naturaleza de la Costa da Morte: paisajes salvajes y playas impresionantes, unas de aguas tranquilas y otras con gran oleaje como Razo o Mar de Fora, una de las playas más salvajes de Galicia. Y la gran atracción de todos los tiempos, la puesta de sol sobre la inmensidad del óceano, el auténtico del fin del mundo.

Cabo Fisterra es un relieve de tierra rocosa que se adentra en el mar unos tres kilómetros y tiene un ancho de 1,5 km. La punta es un acantilado en ascensión desde los islotes de O Petonciño y de A Centola hasta el monte de O Facho (242 m). Un lugar que desde hace siglos ha sido objeto de atención para muchos geógrafos e historiadores. En aquellos tiempos era el punto más occidental de todo el mundo conocido.

Vista aérea del cabo Finisterre
           

Si quieres subir, en lo alto del monte encontraremos la ermita de San Guillermo, donde se situaba la piedra llamada “a cama do santo”.

También es considerado el fin de la ruta xacobea, ya que hasta aquí se acercan muchos de los peregrinos, después de haber visitado la tumba del Apóstol en Santiago, para poder ver esa puesta de sol tan única y maravillosa. Es también el punto final del sendero de gran recorrido denominado GR-1 que comienza en Ampurias (Gerona).

Seguramente el faro de cabo Finisterre sea el segundo lugar de Galicia más visitado después de Santiago de Compostela, debido a que es uno de los sitios más occidentales desde el cual se divisan unas espectaculares vistas del grandioso océano Atlántico, además de la costa de Carnota con el famoso Monte Pindo y la ría de Corcubión.

Cascada de Ézaro

También conocida como Cascada del Río Xallas, esta famosa caída de agua se encuentra en Dumbría, en la provincia de A Coruña (en plena Costa da Morte). Con un precioso paseo marítimo que bordea las playas de los alrededores y unos jardines, a mi parecer, muy bonitos perfectos para para descansar, la famosa cascada es la joya de la corona, un espectáculo para la vista de todos los que se acercan a admirarla.

Está situada a unos 700 m al este del núcleo de O Ézaro. Se accede bajando unas escaleras de piedra, sobre la desembocadura del agua de las turbinas y siguiendo por una pasarela de madera. Desde el mirador de Ézaro podrás contemplar la desembocadura del río Xallas,las laderas del monte Pindo, la ensenada de O Ézaro e incluso el cabo Fisterra

Mirador de Ézaro
         

Este río corre por lo alto de las montañas y como no puede meterse en el mar horizontalmente, hace una prodigiosa catarata al despeñarse en el mar por las faldas del Monte Pindo y frente al Cabo Finisterre.

Cabo Touriñan

Más al oeste incluso que el Cabo de Finisterra, el más occidental sería el Cabo da Roca en Portugal, seguido del que nos ocupa, el Cabo Touriñán, situado en Muxía. El Cabo Touriñán es un cabo inhóspito, en un lugar con un clima extremo, de grandes vientos y temporales.

Es menos turístico que el de Finisterre y tiene una magia única que solo podemos sentir al estar allí, con el viento soplando fuertemente junto al mar embravecido rompiendo contra las rocas. En los días soleados las vistas de la costa son espectaculares, aunque a mi parecer este lugar guarda todavía más encanto cuando el tiempo no acompaña. Debido a su ubicación, los temporales son habituales en la zona y, en esos días, con un simple vistazo, podemos sentir de cerca la ferocidad del océano que tantos naufragios ha causado en Costa da Morte.

En 1981 se levantó el nuevo faro que tiene una altura de 11 metros y su luz alcanza las 20 millas (37 km). Este produce 1 y 2 destellos cada 15 segundos. El montículo sobre el que está situado el faro tiene una altura de 61 m sobre el nivel del mar.

Vista aérea del cabo Touriñan
         

En lo alto del monte encontraremos la ermita de San Guillermo, lugar donde se situaba la piedra llamada “a cama do santo” y que un obispo mandó destruir en el siglo XVII por considerarla pagana.

También es considerado el fin de la ruta xacobea, ya que hasta aquí se acercan muchos de los peregrinos, después de haber visitado la tumba del Apóstol en Santiago, para poder ver esa puesta de sol tan única y maravillosa. Es también el punto final del sendero de gran recorrido denominado GR-1 que comienza en Ampurias (Gerona).

Seguramente el faro de cabo Finisterre sea el segundo lugar de Galicia más visitado después de Santiago de Compostela, debido a que es uno de los sitios más occidentales desde el cual se divisan unas espectaculares vistas del grandioso océano Atlántico, además de la costa de Carnota con el famoso Monte Pindo y la ría de Corcubión.

Castro de Baroña

Es un castro marítimo, donde sus habitantes fueron de los primeros marineros de Galicia. Se localiza en una pequeña península rocosa, al borde del mar, rodeado por la naturaleza.
Es el castro mejor conservado y más importante de toda Galicia que data de la edad de Hierro. Estuvo habitado desde el s. I A.C. hasta el s. I D.C. Se encuentra ubicado en Baroña, parroquía perteneciente al ayuntamiento de Porto do Son.

Desde la parte alta se pueden contemplar las aguas del Altántico y las Rías de Muros y Noia. A sus pies se encuentra la playa de Arealonga. Entre el poblado y el Castro, hay un istmo con un foso de 3 de fondo.

En cuanto al entorno solo podemos decir que es uno de los aspectos que más llaman la atención. Se aprecia un bosque en las proximidades, el sonido de las olas rompiendo en la orilla, animales propios del emplazamiento y, entre todo ello, el castro.

Castro de Baroña
       
Complejo dunar de Corrubedo

Se trata sin duda de uno de los Parques Naturales más visitados de España. En este complejo encontraremos la mayor duna de Galicia, con un tamaño de más de 1km de largo y entre 200 y 250 metros de ancho. Es obligatorio visitar las 2 lagunas que hay al lado de las dunas, una de agua salada y otra dulce.

Existen varios caminos para no afectar la zona dunar invadiéndola y pasarelas que enseñan este paraje natural al caminante de manera beneficiosa para ambos.

Dunar de Corrubedo
       
Horreo de Carnota

Se trata de uno de los elementos por lo que Carnota es más conocida. Es el hórreo más grande de Galicia y fue reconocido como monumento nacional. Su construcción se inició en el año 1768, y duró 15 años hasta alcanzar su estado actual en el año 1783, cuando se amplió con 11 nuevos pares de piés. Tiene 34 metros de largo y 1,90 metros de ancho.

En uno de los lados se abren tres puertas para el acceso al interior y pináculos de estilo barroco. Termina con una cruz asentada en una bola.

Horreo de carnota